Brikiboy El Musical - Escenoart Cultura | Obras de Teatro Educativo
15700
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-15700,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Brikiboy El Musical

Brikiboy El Musical
Autor:

Raquel Ortells

Dirección:

Raquel Ortells

Tipo de público:

Familiar

Duración aproximada:

50 minutos

Nivel escolar:

Infantil y de 1º a 3º de Primaria

Idiomas:

Castellano y Valenciano

Sinopsis

Brikiboy, (tetrabrik de leche) ha aparecido en un vertedero orgánico, está desconcertado, no entiende porque ha ido a parar a ese lugar, se encuentra perdido y solo. Allí se encuentra a Pápel, (Rollo de papel usado), el tampoco debería estar en ese vertedero, lleva más de dos meses vagando por ese paraje y encontrarse con Brikiboy es todo un descubrimiento para él. Después de retarse mutuamente, llegan a un acuerdo, Brikiboy le ofrece a Pápel su amistad a cambio de que éste le ayude a encontrar el vertedero al cual pertenecen los envases y donde le espera, Brother, su hermano del alma al que le hecha tremendamente de menos.

Los dos se embarcan en un viaje alucinante por los confines más inesperados. Visitan al Oráculo, el sabio del vertedero, que les entrega a regañadientes un mapa que los guiará hasta su destino, pasando por varios lugares donde siempre acecha el peligro y la aventura y donde nunca falta el sentido del humor, el ritmo trepidante y el suspense.

A todo esto se le ha de sumar la historia paralela de Paquitamanchas, señora finalista del concurso, “La persona más limpia del mundo mundial”, que intentara por todos los medios ocultar que no recicla para poder ganar este concurso, Paquitamanchas aprenderá una lección muy importante en este viaje.

Valor pedagógico de la obra

Partiendo de la base que el teatro y el amor a las artes escénicas es en si razón suficiente para ver la obra, además esta obra narra una historia con un contenido didáctico importante: nos acerca a la naturaleza y su conversación, aprendiendo a reciclar de una forma lúdica (a través de juegos y canciones).

Nos enseña también otros valores, como la amistad y la lealtad. Y fomenta el desarrollo de la creatividad y la imaginación.